La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido introducir definitivamente en su Clasificación Internacional de Enfermedades el desgaste profesional, conocido popularmente como el ‘síndrome del trabajador quemado’ o ‘burn-out’ en inglés.

Eso supone en la práctica, que se abre la posibilidad de poder solicitar una baja laboral alegando este síndrome.

El burnout (‘síndrome del trabajador quemado’) es un síndrome relacionado con una respuesta de estrés crónico o mantenido en el trabajo. Este síndrome va mucho más allá que el mero estrés laboral, ya que supone una disminución de la capacidad de la persona para poner en marcha estrategias de afrontamiento, lo que se relaciona con importantes repercusiones para el trabajador y para la empresa.

¿Cúales son los sintomas principales del síndrome del trabajador quemado?

  • Agotamiento emocional: un desgaste profesional que lleva a la persona a un agotamiento psíquico y fisiológico. Aparece una pérdida de energía, fatiga a nivel físico y psíquico. El agotamiento emocional se produce al tener que realizar unas funciones laborales diariamente y permanentemente con personas que hay que atender como objetos de trabajo.
  • Despersonalización: se manifiesta en actitudes negativas en relación con los usuarios/clientes, se da un incremento de la irritabilidad, y pérdida de motivación. Por el endurecimiento de las relaciones puede llegar a la deshumanización en el trato.
  • Falta de realización personal: disminución de la autoestima personal, frustración de expectativas y manifestaciones de estrés a nivel fisiológico, cognitivo y comportamiento.

Es importante estar atentos a los síntomas y atenderlos si estos se presentan, ya que de no hacerlo podemos sufrir desórdenes gastrointestinales, adicciones, migrañas, dolores musculares, depresión, insomnio, etc.

¿Puedo solicitar la Incapacidad laboral por el síndrome del trabajador quemado?

Aunque la OMS ya haya reconocido el síndrome del trabajador quemado como enfermedad laboral, la legislación española debe adaptarse y recoger dicha dolencia dentro de las enfermedades profesionales. Las empresas deberán contemplar el síndrome del trabajador quemado entre sus planes de prevención de riesgos laborales a partir del 1 de enero de 2020.

Si piensas que podrías estar padeciendo el burn-out o síndrome del trabajador quemado debes acudir a tu médico para que analice la gravedad del asunto. Para que la incapacidad pueda ser declarada hay que cumplir con los requisitos como en el caso de cualquier otra enfermedad profesional.

Según el grado y alcance de la misma puedes llegar a solicitar Incapacidad Temporal o Incapacidad Permanente. Puedes ver la diferencias de cada una en nuestro artículo sobre la Incapacidad laboral y sus prestaciones.

¿Cómo evitar padecer el burnout?

El burnout debe prevenirse principalmente desde la empresa. Por ello, el primer nivel de prevención tiene que venir de mano de la organización actuando sobre el ambiente laboral, teniendo en cuenta los factores anteriormente descritos. Mediante la observación y análisis de recursos, la organización debe identificar y reducir el estrés y sobrecarga laboral.

En defensa del contribuyente podemos ayudarte a quitarte una carga de encima. Te ayudamos con el trabajo y la responsabilidad de tus obligaciones contables y fiscales. Deja el papeleo en nuestras manos y gana tiempo y salud para ti y los tuyos antes de llegar a este extremo.

Finalmente pueden ponerse en contacto con Defensa del Contribuyente  para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.