Hay muchas razones por las cuales es bueno hacer un testamento. La primera de ellas es que se trata de un documento que se puede cambiar a lo largo de la vida cuantas veces se quiera, es sencillo y tiene un coste asequible.

Por otra parte, tiene gran importancia, puesto que evita numerosos problemas en el futuro y ofrece tranquilidad para los familiares y herederos. Y es la opción más sencilla y barata que tiene una persona para transmitir de manera ordenada su patrimonio a sus herederos.

Fallecer sin que conste por escrito la voluntad sobre el destino de los bienes y derechos del fallecido puede suponer más de un quebradero de cabeza a sus herederos.

Razones para hacer un testamento:

  1. Hacer testamento NO es complicado:

    Hay varias formas de hacer un testamento, pero lo más sencillo es acudir a una Notaría. No hace falta llevar más documentos que el de identificación (DNI, pasaporte, etc.) y, en función de la mayor o menor complejidad de las disposiciones que quieras incluir, el trámite puede ser muy rápido y salir con la copia del testamento en la mano.

  2. Un testamento NO es caro:

    Es una de las operaciones notariales más baratas. Un testamento estándar puede rondar entre 50 y 60 euros.

  3. Generar un testamento NO implica perder la disposición de los propios bienes:

    La efectividad del testamento se produce a partir del fallecimiento del testador, no antes.

  4. El testamento NO es inamovible:

    Se pueden hacer tantos testamentos como se quiera. Sin embargo, sólo será válido el último.

  5. Cada testamento es SECRETO:

    Normalmente el testamento es un documento abierto, del que se queda el original en el protocolo de la Notaría y el testador se lleva una copia. Ninguna otra persona salvo este último está legitimada para pedir copias de dicho documento.

  6. Los testamentos permiten DISPONER sobre el destino de bienes y derechos determinados:

    A través del testamento se pueden hacer legados de cosa específica, mejorar la legítima, hacer lotes, desheredar, etc.

  7. Mediante el testamento se puede dejar  al cónyuge el USUFRUCTO VITALICIO de nuestros bienes:

    Si hay hijos, el heredero legal no es nuestro cónyuge, sino nuestros hijos. El cónyuge solo tendrá derecho, a una parte de la herencia en usufructo.

  8. Todo testamento AHORRA dinero y papeleo a los descendientes:

    De no haber testamento por medio, para la adjudicación de los bienes se tiene que hacer una declaración de herederos «ab intestato». Por tal motivo, si los descendientes lo son por vía directa (hijos, nietos, etc.) se puede hacer mediante una escritura notarial. En otro caso, se tiene que acudir a un procedimiento judicial especial.


  9. En el testamento se pueden incorporar declaraciones y disposiciones NO meramente patrimoniales:

    No sólo se habla de dinero y propiedades en un testamento. Además, dicho documento puede acoger otro tipo de manifestaciones o declaraciones, como por ejemplo:
  • Disposiciones o actos de carácter personal y familiar:

– Reconocimiento de hij@s

-Emancipación de hij@s

-Nombramiento de un tutor, etc.

  • Disposiciones o  declaraciones carentes de valor jurídico:

– Manifestaciones de carácter filosófico o religioso .

-Tipo de exequias.

-Homenajes, etc.

Por último, pueden ponerse en contacto con Defensa del Contribuyente para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.

Un cordial saludo,