Cómputo de los plazos.

¿Cómo se cuentan los días de un plazo? ¿Cómo se cuenta el plazo para contestar un requerimiento, o interponer un recurso?

Tipos de “días” que hay para contar:

La Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas establece dos novedades importantes en cuánto el cómputo de plazos: la regulación de los plazos por horas y la exclusión de los sábados en el cómputo de los días hábiles. Desde el 02/10/2016, con la entrada en vigor la nueva Ley de Procedimiento Administrativo, los sábados son inhábiles al computar los plazos de los procedimientos tributarios. Pero ¿qué ocurre con los procedimientos ya iniciados con anterioridad a esa fecha? Que los sábados serán hábiles y sólo se aplicará a los procedimientos iniciados con posterioridad al 02/10/2016.

Hay un cambio importante a destacar ya que hasta la fecha, los plazos se contaban en días, meses o años. Pues, a partir de ahora, se podrán considerar los plazos en horas siempre y cuando así se indique de forma expresa. Si el plazo supera las 24 horas, se especificará obligatoriamente en días. Son hábiles todas las horas del día que formen parte de un día hábil, o sea, las 24 horas. Los plazos expresados por horas actualmente son excepcionales.

Cuando el último día del plazo es inhábil, se prorrogará al primer día hábil siguiente; en los plazos señalados por meses o años, si en el mes de vencimiento no hubiera día equivalente al inicial del cómputo, se entiende que el plazo expira el último día del mes. Así, consideramos días inhábiles los sábados, domingos y festivos.

¿Cuál es el primer día en que se empieza a computar, y cuál es el último del cómputo? Debemos distinguir entre si el plazo se expresa en días o en meses (o años):

Si el plazo se expresa en días, el primero a contar es el día siguiente al que recibimos la notificación. A partir de ese día inicial se cuentan los días a que se refiere el plazo (considerando los días a tener en cuenta, los naturales o hábiles) y el plazo acaba el último día que hayamos contado. Y no es lo mismo un plazo de 30 días y un plazo de 1 mes.

Si el plazo se establece en meses o años, el plazo se computa de fecha a fecha. Es decir, el primer día del cómputo comienza el día en que se reciba la notificación, y concluye el mismo día del mes que corresponda según el plazo dado en meses, o el mismo día del mismo mes que corresponda según el plazo que se de en años.

Si un día resulta festivo en el municipio o Comunidad Autónoma en que reside el interesado, y hábil en la sede del órgano administrativo se tendrá como inhábil en todo caso.