La rotunda victoria de Emmanuel Macron en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas, donde se impuso con el 66,06% a la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, quien logró el 33,94%, alivia la incertidumbre política en los mercados, que podrán concentrarse a partir de ahora en la evolución de los fundamentales económicos de la zona euro, según los analistas consultados por Europa Press.