Impuesto de plusvalía, conoce tus derechos.

¿Qué es el impuesto de plusvalía?

El  impuesto de plusvalía, se aplica por parte de los ayuntamientos en las operaciones de venta de inmuebles.

Su objeto es gravar la plusvalía que se produce en la venta de un inmueble. Es decir, la  diferencia entre precio de venta y precio de compra.

Sin embargo, hasta hace poco el impuesto se ha venido exigiendo siempre.  Independientemente de que el resultado de la venta fuera con beneficio o con pérdida.

¿Un impuesto anticonstitucional?

El pasado mes de julio, el Tribunal Supremo acordó que no se podía exigir la plusvalía en caso de pérdida en la operación. En el mismo sentido se había pronunciado el Tribunal Constitucional el año anterior.

De esta forma, el Tribunal Supremo acepta  que no se aplique el impuesto en caso de pérdida.  Pero,  ¡ojo!, esto tendrá que ser demostrable.

Requisitos para reclamar la plusvalía.

Debes saber que si en los últimos cuatro años has vendido una propiedad por un valor inferior al de su compra, estás en tu derecho de reclamar el impuesto de plusvalía.

Para ello, bastará con dirigirte al ayuntamiento en el que se encuentre la propiedad registrada y entregar un escrito solicitando la devolución del importe pertinente.

También, necesitarás aportar documentación que pueda demostrar las pérdidas producidas en el momento de la venta ya que, según el Tribunal Supremo, es tarea del contribuyente facilitar este tipo de información.

La documentación a aportar puede ser, por ejemplo, las escrituras del inmueble así como las pruebas del pago de la plusvalía.

Siempre es recomendable informarse antes de comenzar los trámites en el propio ayuntamiento e incluso buscar la ayuda de algún asesor fiscal, puesto que cada municipio puede presentar particularidades con respecto al procedimiento de reclamación.