Infórmate sobre qué puede pasar si tienes que pagar el IBI fuera de plazo.

El  Impuesto de Bienes Inmuebles, es una contribución tributaria que, como su nombre indica, grava el hecho de la propiedad de un inmueble.

Características del IBI

Este pago se hace al ayuntamiento donde se encuentre la propiedad en cuestión. La persona responsable de pagarlo será el titular del inmueble. La cuota  a pagar variará en función del municipio. Y también del valor catastral del inmueble, puesto que el IBI se calcula en base a este.

Por otra parte, el impuesto puede estar sujeto a bonificaciones en algunos casos concretos.  Dichas bonificaciones dependerán tanto del ayuntamiento como del tipo de propiedad.

¿Qué ocurre cuándo no se ha pagado el IBI dentro de plazo?

Es importante saber que los plazos para pagar el IBI también varían en función de cada municipio.

Una vez que nos encontremos fuera de plazo para pagar el IBI, las sanciones aplicables dependerán del tiempo que haya transcurrido desde la fecha límite de pago, también conocida como período voluntario. Así mismo:

  1. Se aplicará un recargo ejecutivo del 5%, cuando el titular del inmueble está ya fuera de plazo pero todavía no ha recibido la notificación que le informará sobre la deuda. Esta notificación se conoce como notificación de la providencia de apremio.
  2. Una vez que se haya recibido la notificación y hayan pasado entre tres y seis meses, el recargo será del 10%.
  3. Por último, cuando haya transcurrido más  de seis meses, el recargo pasará a ser de un 20%.

Por estos motivos, debemos consultar con frecuencia el calendario fiscal del ayuntamiento donde se encuentre nuestra propiedad. De esta forma, nos podremos mantener informados sobre los plazos correspondientes para pagar el IBI.