Los errores más comunes que cometemos al hacer la Declaración de la Renta

Los errores en la Declaración de la Renta pueden hacerte perder mucho dinero. ¡Que no cunda el pánico! Aquí te explicamos los casos más habituales y cómo evitarlos.

Los 6 errores en la Declaración de la Renta más comunes

Lo primero que has de tener presente es que cuatro ojos ven más que dos. Contar con una gestoría para autónomos y PYMES puede facilitarte el trabajo y, a la larga, te hará ahorrar dinero. El 7 de abril empieza la campaña de la Renta 2020, que durará hasta el 30 de junio. Estos son los errores más recurrentes:

1. No incluir las deducciones que corresponden

Hay multitud de deducciones posibles, tanto por familiares como por matrimonio o por cuidado de personas dependientes. Además, estas deducciones varían en función de la Comunidad Autónoma en la que vivas. Por lo tanto, y como principio general, convendrá que eches un vistazo antes.

2. Cálculo incorrecto de los rendimientos del trabajo o del capital

El cálculo incorrecto de los rendimientos del trabajo o del capital es otro de los problemas recurrentes. Normalmente, esto pasa por no incluirlos, como sucede por ejemplo con las prestaciones por desempleo, los alquileres o los dividendos. Muchas veces, se desconoce el concepto y, lo que es peor, el porcentaje de retención.

3. No incluir ayudas o subvenciones

La inclusión de ayudas o subvenciones es otro de los elementos importantes que hay que hacer constar en la Declaración de la Renta. Esta cuestión tributa y es relativamente fácil olvidarse de ello cuando se hace la Declaración. Y también es fácil que se olvide la Administración de hacerlo constar en el borrador.

4. Cálculo incorrecto de las aportaciones a planes de pensiones

El cálculo incorrecto de las aportaciones a planes de pensiones es otro de los problemas recurrentes. Esto se puede producir, bien por no tener en cuenta al cónyuge, bien por no aplicar la cantidad máxima; hay que recordar que las aportaciones se pueden realizar en cualquier momento del año y que pueden alcanzar los 8.000 euros o el 30 % de los rendimientos del trabajo.

5. No revisar el borrador antes de confirmarlo

El borrador es el documento que, por defecto, proporciona la Agencia Tributaria para acelerar las declaraciones. El consejo que damos es que lo revises concienzudamente para evitar errores, tanto para bien como para mal. Si tienes dudas, consulta para aclarar esta cuestión porque las diferencias pueden ser de calado.

6. No consultar los cambios de tributación

Los cambios de tributación se aplican de un ejercicio a otro en el IRPF. Por lo tanto, los mismos ingresos pueden tributar de forma distinta de un año a otro. Recuerda que, por definición, el IRPF es un impuesto progresivo y que, además, los cambios en los ingresos pueden hacer pagar más. El consejo que te damos es que compruebes las tablas y que dispongas de un asesoramiento para evitar problemas.

Conclusión

Hay numerosas posibilidades de errores en la Declaración de la Renta. ¿Estás interesado en pagar solo aquello que te corresponde en buena lid? Defensa del Contribuyente está especializado en servicios para realizar la Declaración de la Renta. No dudes en contactarnos.