Con respecto a la Ley de Sociedades de Capital, cuando una sociedad no está obligada a auditarse, los socios que representen al menos un 5% del capital (por sí solos o agrupados) pueden solicitar al registrador que nombre a un auditor para que revise las cuentas.

Sin embargo para que esto sea válido la solicitud debe realizarse antes de que hayan transcurrido tres meses desde el cierre del ejercicio cuyas cuentas se van a auditar.

El informe emitido por el auditor servirá a los socios para asegurarse de que las cuentas anuales son correctas. Por tanto, es necesario que dicho informe esté listo en el momento de convocar la junta de aprobación de cuentas.

Si la demora en la emisión del informe de auditoría no es imputable a la sociedad, el administrador puede convocar la junta de socios para que apruebe las cuentas. No obstante, no se podrán depositar en el Registro hasta que no esté el informe.

Esta «maniobra» del socio minoritario es frecuente cuando surgen discrepancias; con ello, el socio discrepante suele intentar presionar al administrador y a los otros socios:

  • Un tercero independiente será quien verifique las cuentas, y ello comportará molestias y gastos (los honorarios del auditor corren a cargo de la sociedad, y no del socio que pide la auditoría).
  • Además, aunque la auditoría sólo se realizará respecto al ejercicio actual, en la práctica el auditor suele acabar revisando la contabilidad y documentos de ejercicios pasados, para verificar los saldos contables actuales.

Por lo tanto podrá solicitar el nombramiento de auditor el socio que reúna los siguientes requisitos:

  • Que la sociedad a la que pertenezca sea de capital y no esté obligada a someter las cuentas anuales a verificación por un auditor.
  • Que el socio minoritario tenga una participación de al menos un 5% del capital social.
  • El Registrador Mercantil competente es el que corresponde al domicilio de la sociedad, es decir, donde está inscrita.
  • Que la solicitud se presente dentro de los tres meses siguientes al cierre del ejercicio de la sociedad a auditar.
  • Sólo se puede pedir el nombramiento de auditor para verificar las cuentas anuales del último ejercicio.
  • Los gastos de la auditoría, serán siempre a cargo de la sociedad.

No obstante, hay que tener en cuenta que se puede adelantar y nombrar a un auditor de su confianza. Una posible recomendación sería que convoque una junta antes de que acabe el ejercicio y apruebe el nombramiento.

Finalmente pueden ponerse en contacto con esta organización para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.

Un cordial saludo,