¿Qué ha cambiado en los planes de pensiones? El Consejo de Ministros aprobó el pasado día 9 de febrero, como había anunciado en el foro ABC el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un decreto para permitir rescatar desde 2025 las aportaciones realizadas a los planes de pensiones con al menos diez años de antigüedad y además reducir sus comisiones. Ello supone un incentivo al ahorro privado en este tipo de instrumentos.

El objetivo del Gobierno es incentivar el ahorro de los jóvenes para complementar su pensión pública, en un momento en el que el sistema está en números rojos y el Fondo de Reserva cada vez cuenta con menos recursos. El Tesoro se endeudará este año en 15.000 millones para poder pagar las pensiones. Este supuesto de liquidez ilimitada para los planes con al menos diez años de antigüedad ya se contemplaba en la reforma fiscal de 2015, pero faltaba por desarrollarlo en una norma. ¿Cuándo puedo rescatar el plan de pensiones? Los planes solo se podían rescatar íntegra o parcialmente por jubilación, fallecimiento o enfermedad. Con la crisis se ampliaron los supuestos al paro de larga duración y al riesgo de desahucio. Ahora, el Gobierno permitirá recuperar todo lo que se desee de lo aportado al cumplir 10 años desde la primera entrada.

En 2025 se podrán hacer las primeras recuperaciones bajo este supuesto, en concreto de las aportaciones a los planes de pensiones hechas hasta el 31 de diciembre de 2015. Las compañías de seguros y las gestoras, llevaban tiempo reclamando al Ejecutivo que definiese la letra pequeña de ese rescate de los planes para dar certidumbre a sus políticas comerciales. Economía anunció el proyecto de norma antes de la campaña navideña. ¿Qué comisiones se pagan? Dos. Una de gestión, que según el decreto pasará a ser de un máximo del 0,85% en los planes de renta fija, del 1,3% en los fondos de renta fija mixta y del 1,5% en los de renta variable. Además, el decreto baja del 0,25% al 0,2% la comisión de depósito que cobra la entidad depositaria, que puede ser o no la misma que la gestora. Estos nuevos límites entran en vigor en dos meses.

El ahorro estimado de la medida es de 67 millones. El Gobierno ya redujo en 2014 el máximo de comisión del 2% al 1,5% sin que tuviera un gran efecto sobre el ahorro. ¿Desde 2025 puede haber una avalancha de rescates? La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones había previsto establecer un límite de 10.000 euros a esa recuperación de las aportaciones, aunque finalmente Economía optó por no poner topes. Aseguradoras y gestoras consideraban razonable ese límite de 10.000 euros y piden en todo caso limitar los rescates, pues temen una retirada masiva del dinero de los planes, lo que mermaría su negocio. «En Reino Unido hubo una medida similar hace años, y muchos ahorradores que tenían pequeñas cantidades rescataron en bloque», avisa Guillermo Pérez de Ciriza, experto de EY en pensiones.

¿Cuál es su tratamiento fiscal? En este punto no hay ningún cambio. El rescate de los planes de pensiones tributa como rendimiento del trabajo (con tipos en el IRPF entre el 19% y el 45%, según los tramos de renta). Por tanto, conviene no rescatar las aportaciones de golpe en el mismo ejercicio sino poco a poco en varios años para así suavizar la factura fiscal. Por ejemplo, si un contribuyente declara 25.000 euros anuales y tiene en el plan de pensiones un fondo de 80.000 euros que decide rescatar de golpe, su base imponible ascenderá hasta los 105.000 euros en ese ejercicio: ese año pasará de tributar a un tipo efectivo del 16% en IRPF a un 34%. Hay una excepción. Para las aportaciones anteriores al 1 de enero de 2007 se aplica una reducción del 40% de la base imponible, por el que solo hay que tributar por el 60% restante. Esta bonificación se eliminó en 2007 pero se mantuvo un régimen temporal que aún perdura. La reducción se podrá aplicar en el mismo ejercicio de la jubilación o en los dos siguientes. Por lo demás, el incentivo para las aportaciones es que estas se reducen de la base imponible del IRPF hasta 8.000 euros o el 30% de los ingresos.